https://elrincondelmusico.com/wp-content/uploads/2019/01/img_1773.jpg
SHARE

Zero Freitas es el mayor coleccionista de vinilos del mundo, con casi 8 millones de ellos. Nos concedió una de las pocas entrevistas que ha dado en su vida.

Zero Freitas es un millonario brasileño que nació en São Paulo hace 63 años y amasó una fortuna como empresario del transporte escolar. Zero también ostenta el récord de ser el mayor coleccionista de discos del mundo, con casi 8 millones de unidades conviviendo en sus establecimientos. Ya sea en su estudio de iluminación ubicado en el centro del gigante sudamericano, o en grandes naves abandonadas décadas atrás, (vestigios de un centro industrial paulista reubicado), la colección de Freitas requiere de más metros cuadrados que burocracias enteras.

Su obsesión comenzó cuando era niño, su padre compró un sistema de estéreo que venía con una colección de 200 discos, que más adelante en una inundación los perderían, pero Zero se encargó de recrearla. Su madre, que también tenía una colección de 500 discos, fue otra gran influencia para Freitas.

Al momento de dejar el colegio, Freitas ya era poseedor de una colección de alrededor de 3.000 discos, y para cuando tenía los 30, su colección ya había llegado a los 30.000. Su manera de comprar e interactuar con el mercado ha ido cambiando y evolucionando con el paso de los años hasta hace poco; la mayoría de sus compras eran anónimas, usaba agentes en distintas partes del mundo para que actuaran en su nombre y de las compras más impresionantes que ha hecho, destacamos:

  •  2012: Unos 200.000 discos de Colony Records en New York, al cerrar la tienda.
  • 2013: Compró la colección de Paul Mawhinney, de Record-Rama, que en su momento era considerada la colección más grande del mundo. Calculada en aproximadamente 3 millones de discos. ¡Y necesitó de 8 semi-trailers para moverla!

¿Por qué lo hace? Nadie lo sabe, ni él se lo puede explicar. En entrevistas ha dicho que todavía no es capaz de entender el por qué sigue coleccionando de manera obsesiva, dice que tiene 40 años yendo a terapia intentando entender el por qué de esta necesidad.

Constantemente recibiendo nuevo material, ha tenido que crear un equipo específico para catalogar y limpiar lo que va recibiendo, pero los discos llegan mucho más rápido de lo que lo pueden hacer, de momento solo 250.000 han podido ser procesados.

SHARE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *