https://elrincondelmusico.com/wp-content/uploads/2019/01/img_1824.jpg
SHARE

El primer paquete de medidas para favorecer al sector incluye beneficios fiscales y de cotización a la seguridad social, así como la compatibilidad entre la pensión de jubilación y la creación artística.

El pleno extraordinario del Congreso ha aprobado hoy por unanimidad la convalidación del Real Decreto-ley del primer paquete de medidas que conforman el Estatuto del Artista, tras lo cual inicia su siguiente fase: la tramitación como proyecto de Ley. El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, que ha llevado a cabo la defensa en el pleno de esta iniciativa, ha celebrado “haber llegado al consenso precisamente en una regulación que favorece nuestra producción artística, cultura y ampara a los miembros de nuestra sociedad que la hacen posible, y que en algunos casos se encuentran en injusto desamparo”.

El pasado 28 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-Ley convalidado hoy, que incluía un primer paquete de medidas, basado en el informe aprobado por unanimidad por los grupos parlamentarios en la Subcomisión de Cultura del Congreso, si bien las reformas dependen también del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y del Ministerio de Hacienda.

En este Real Decreto-Ley “se han incluido algunas de las medidas contempladas, por supuesto no todas, pero sí aquellas cuya implantación tenían una complejidad jurídica menor”, ha informado José Guirao, quien ha reafirmado la “voluntad del Ministerio de Cultura y Deporte de seguir impulsando las medidas incluidas en el Estatuto del Artista y que no recoge este Decreto”.

Entre las iniciativas que regula el Real Decreto-Ley convalidado, figura la bajada del IVA (del 21 al 10%) a los servicios que prestan los intérpretes, artistas, directores y técnicos; la reducción de la retención a los rendimientos del capital mobiliario que proceden de los derechos de autor, en el caso de que el contribuyente no sea el autor, que baja del 19 al 15%; la incentivación de los rodajes cinematográficos con la eliminación de las obligaciones que debían asumir las productoras de cine para poder acogerse a las deducciones fiscales para las producciones internacionales; y la cotización de los artistas durante sus periodos de inactividad, favoreciendo la protección a los trabajadores culturales, especialmente en situaciones de maternidad y paternidad, de incapacidad, jubilación o lactancia, por citar algunas.

SHARE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *